Los roedores dejan rastros que nos indican si siguen ahí

 

ratas, ratones y roedoresEs una sensación desagradable la que se siente al descubrir que tenemos roedores visitando nuestra casa. Aunque no fueron invitados, están ahí como si fueran un integrante más de la familia.

 

Muchas veces después de haber llamado a profesionales fumigadores y habiendo tenido éxito con el problema, es posible que el temor de que estos roedores hayan regresado nos pone en un estado paranoico.

 

Entonces, ¿Cómo saber si todavía tenemos roedores en nuestra casa?

 

En NoPlagas.com te brindamos algunas sugerencias simples y útiles para saber si todavía tienes ratones o ratas en tu hogar o comercio, dependiendo del tipo de rastros que dejan a nuestra vista.

*Encontrar o no restos de excrementos.

 

Aunque pueda resultar una desagradable tarea, los excrementos son una buena manera de saber si todavía tienes ratones o ratas merodeando alrededor de tu casa.

 

Saber si es materia reciente puede ser fácilmente identificable por la humedad cuando la tocas. Por el contrario, si es más vieja, tiende a desmoronarse como cualquier otro tipo de materia.

 

Si los roedores anidan en un área determinada, verás que habrá más excremento alrededor de esa área en particular. Lo ideal es revisar todas las zonas que podamos tan lejos o escondido como nos sea posible.

 

Al revisar estas zonas, si encontramos o no excrementos frescos o viejos, puede resultarnos favorable y son signos reveladores para saber si tenemos o no roedores en nuestra casa.

*Muebles u otros objetos con marcas de mordidas.

 

Las marcas encontradas en envases de alimentos, u otros lugares y objetos de la casa, también nos ayuda a saber si hay o no ratas o ratones cerca.

 

Examinando estas marcas, podrás ser capaz de saber si son marcas nuevas o antiguas. Las nuevas siempre son de un color más claro que las antiguas, ya que el tiempo comienza a cumplir su labor. Si las marcas encontradas son de un tono mas oscuro, obviamente nos encontramos entonces que este dato nos dice que no hay roedores cerca.

 

Otro dato que queda al descubierto si encontramos marcas de mordida, es que según su tamaño podemos encontrarnos frente a ratas (si son marcas más grandes) o ratones (si son marcas más chicas)

*El olfato de nuestras mascotas.

 

Nuestras mascotas pueden jugar un papel importante en ayudarnos a saber si todavía tenemos roedores corriendo por nuestra casa. Si tu perro o gato está olfateando un área en particular de nuestra vivienda, puede ser una señal que nos está indicando que tenemos roedores cerca.

 

Recuerda que los perros y gatos tienen el sentido del olfato muy superior a nosotros, por tanto son capaces de oler algo que nosotros muy probable no detectemos. Sin embargo, no te alarmes falsamente porque también podría ser el olor a algo más.

*Examinar si hay huellas recientes.

 

Examinar las huellas de los ratones y las ratas pueden ser un signo muy revelador para determinar si todavía están dando vueltas por la casa.

 

Conforme va pasando el tiempo, sus pistas se vuelven más y más débil en color. Por tanto, si encontramos huellas más oscuras significa que son más recientes.

 

Otra buena forma de saber si los roedores siguen merodeando por allí, es colocar talco para bebés en sus posibles recorridos. Si aún tenemos ratas y ratones en esos lugares, te darás cuenta cuando veas marcadas las nuevas pisadas.

*Inspeccionar si hay un nido cerca.

 

Lamentablemente los roedores se anidan en casi cualquier cosa. Esto significa que los trozos de materiales que dejas alrededor de la casa, pueden fácilmente ser utilizados para realizar su nido.

 

Si ves cualquier signo de excremento, huellas u olores alrededor de estas áreas, podríamos estar frente a una señal de que están viviendo en el área y merodeando.

 

Mediante la observación e identificación de todas estas señales, podremos determinar si aún tenemos o no roedores por las diferentes zonas de la casa.   ¡Buena suerte!

 

 

.

Share This

Share this post with your friends!