7 datos sobre las hormigas para analizarlas y conocerlas

 

las hormigas y su comportamientoLas hormigas son muy comunes en prácticamente todos los lugares en que vivimos los seres humanos.

 

Hay muchas especies, y algunas son realmente únicas y pueden proporcionarnos valiosa información sobre una gran variedad de temas.

 

Desde la conducta social y el comportamiento diario de las hormigas, podemos entender más su estilo de vida, e introducirnos en él para conocer increíbles e interesantes datos acerca de estos insectos tan diminutos.

 

A continuación te dejamos 7 datos sobre las hormigas.

Las hormigas y su colonia o nido.

 

Existen colonias de hormigas de todas formas y tamaños. Algunas especies, viven en colonias de muy pocos integrantes, (menos de 100) sin embargo, la colonia de hormigas promedio contiene miles de hormigas.

 

El lugar ideal para pequeñas colonias son las grietas o aberturas naturales, mientras que las colonias más grandes crean enormes nidos donde poder almacenar sus suministros y alimentos.

 

También existen colonias muy grandes alrededor del mundo que pueden contener más de 300 millones de individuos. Estas super colonias se han identificado en Japón, Australia, los Estados Unidos y sur de Europa.

El peso que pueden levantar.

 

Las hormigas pueden levantar entre 10 a 50 veces su propio peso corporal. Debido a que las hormigas son tan pequeñas, sus músculos son más gruesos en relación con su masa corporal, y comparado con animales más grandes.

 

Esto le permite a las hormigas transportar objetos mucho más pesados y más grandes que ellas. Para ponerlo como ejemplo, si los seres humanos levantáramos 10 veces nuestro peso, un hombre de corpulento podría levantar un coche pequeño por encima de su cabeza.

 

Todas tienen trabajos específicos.

 

Las hormigas son insectos muy sociales, y que se dividen los trabajos entre los diferentes tipos de hormigas en cada colonia. La reina o reinas, tienen sólo un trabajo, y es el de poner huevos.

 

Todas las demás hormigas femeninas son trabajadoras. Alimentan las larvas, sacan la basura de la colonia, acarrean alimentación y suministros, o incluso también defienden el nido de posibles invasores. El único trabajo de las hormigas macho es aparearse con la reina.

Las hormigas no tienen oídos.

 

En lugar de escuchar a través de canales auditivos, las hormigas “escuchan” al sentir las vibraciones en el suelo. Los sensores especiales en sus patas ayudan a las hormigas a interpetrar las señales de su entorno.

 

También utilizan sus antenas y los pelos en su cuerpo para sentir al mismo tiempo cuando andan en busca de alimento.

Especie de hormiga sólo del sexo femenino.

 

Los investigadores todavía tienen que encontrar un macho de la especie M. smithii. La hormiga reina se reproduce asexualmente, y por descendencia todos son clones de la reina.

 

Esta especie se encuentra en varios países de América Central y la mayoría de los países de América del sur.

 

Algunas especies de hormigas han aprendido a reconocer compañeros de colonias infectadas y los llevarán lejos para proteger al resto de la colonia.

Las hormigas pueden convertirse en zombies.

 

Quizás el hecho más extraño, es el que hay una especie de hongo que infecta a las hormigas y toma el control de sus cuerpos. El hongo encuentra su camino por debajo del exoesqueleto y comienza a consumir el tejido blando.

 

Poco después, por algo que aún se desconoce, provoca que las hormigas abandonen su colonia. La hormiga luego encuentra una hoja, y le dá un mordizco “mortal”, y se muere. Unos días más tarde, las esporas del hongo se liberan para infectar a más hormigas.

 

Algunas especies de hormigas han aprendido a reconocer a compañeras de su colonia infectadas,y se las llevarán muy lejos para proteger al resto de la colonia.

Algunas hormigas son indigentes.

 

No todas las especies de hormigas construyen nidos. Un grupo de cerca de 200 especies conocidas como hormigas soldado tienen dos fases en su vida: nómada y estacionarias.

 

Durante la fase nómada de la Colonia, las hormigas viajan todo el día, atacando a otras colonias y a los insectos que se encuentran que les proporcionan comida.

 

Por la noche, construyen un nido temporal para seguir a la mañana siguiente. La única vez que dejan de viajar, es durante la fase estacionaria cuando la reina pone los huevos y la Colonia espera a eclosionar. Durante este tiempo, las hormigas obreras hacen un nido con sus propios cuerpos para proteger a la reina, la comida y los huevos.

 

A pesar de que estos hechos hagan de las hormigas algo fascinante, el control de las hormigas y la gestión alrededor de la casa para evitarlas son importantes por razones de salud y seguridad.

 

 

.

Share This

Share this post with your friends!